YPF, PAE, Kalpa Group (RefiPampa y Voy), Genneia y AES encararon el 2021 con importantes proyectos en desarrollo y elevadas expectativas para la postpandemia.

YPF informó recientemente a sus inversores un aumento de ingresos del 17%, por un repunte en las ventas de combustibles y mejores precios netos en el surtidor. Según detallaron desde la compañía, el Ebitda ajustado ascendió a $767 millones, más de 4 veces el del trimestre anterior y solo un 10% por debajo del primer trimestre de 2020. Además, los gastos operativos (OPEX) disminuyeron 21% frente al 2020 y el flujo de caja libre totalizó $284 millones. “Eso permitió reducir aún más nuestra deuda neta, que cerró el trimestre en su nivel más bajo desde 2015”, comentaron fuentes de YPF a este medio.

En cuanto a la producción, YPF creció 3% en el primer trimestre del año en comparación al anterior y, según adelantaron, esa tendencia se sostuvo en abril. El 23% de esa producción proviene del no convencional, que mostró un crecimiento del 11%, especialmente por los resultados obtenidos en el área integrada por los Bloques Loma Campana, Bandurria Sur y La Amarga Chica, que alcanzó en abril los 43.000 barriles diarios. En la petrolera celebran un dato poco conocido: con más eficiencia sigue cayendo el costo del shale, que bajó a $10,2 por barril de petróleo, un 14% menos.

En Vaca Muerta YPF logró completar 34 pozos horizontales en un trimestre. “Es un récord”, afirman entusiasmados. Además se alcanzó un promedio de 139 etapas de fractura en el primer trimestre de 2021, lo que representa una mejora del 34% respecto de la media del 2019.

Una de las principales preocupaciones es revertir el declino natural de los campos maduros. Desde YPF aseguran que con aplicación de tecnología y recuperación asistida van por buen camino. Manantiales Behr, un bloque con casi 100 años de producción, es ejemplo de la recuperación secundaria y terciaria. En abril, produjo 5.400 barriles diarios, otro récord.

Aunque las ventas de combustibles siguen 6% por debajo de la prepandemia, YPF refinó 273.000 barriles por día y logró aumentar sus ventas de naftas y diésel 4% en los primeros tres meses del año, frente al mismo período de 2020. Para compensar, apuntaron al mercado externo. “Los fuertes precios internacionales tanto de los productos crudos como refinados brindan una oportunidad atractiva para compensar las menores ventas locales con la demanda de exportación”, señalaron. Como ejemplo, en los primeros cuatro meses del año, YPF ya exportó más de 400.000 barriles de gasolina a Bolivia, y está bajo análisis posibles exportaciones a otros mercados regionales en los próximos meses, según anticiparon a Ámbito.

Pan American Energy (PAE) revirtió su performance de los tres primeros meses de 2020, cuando apuntó pérdidas por $ 1.300 millones, y ahora consiguió una ganancia de $7.376 millones. PAE mantiene el nivel de actividad en el Golfo San Jorge, Chubut y Santa Cruz, con 42 equipos activos en el área Cerro Dragón, el yacimiento petrolero más importante del país, con una producción de casi 15.000 metros cúbicos diarios de petróleo.

En Neuquén PAE opera seis áreas: Lindero Atravesado, Bandurria Centro, Aguada Pichana Oeste, Aguada de Castro, Coirón Amargo Sur Este y Aguada Cánepa. Además, es socia de otros dos bloques, Aguada Pichana Este y San Roque, que son operados por Total Austral. En Vaca Muerta opera tres equipos de perforación, con los que está realizando pozos no convencionales con ramas horizontales de unos 3.000 metros, y tiene activos un set de fractura y dos equipos de workover, con los que interviene pozos con menor presión, para asegurar mejor caudal de producción.

En paralelo PAE avanza con obras de infraestructura, como los oleoductos CASE-Sierras Blancas y Lindero-Planta Centenario, ampliación del gasoducto de APO-APE, e instalaciones de superficie, como plantas de tratamiento de crudo y de gas de alta tecnología, que permiten el acondicionamiento del hidrocarburo para la venta. Actualmente, la producción de PAE en la Cuenca Neuquina asciende a los 1.200 m3/d de petróleo y los 4 MMm3/d.

Cesar Castillo, CEO de Kalpa Group, también adelantó los proyectos de un grupo integrado de capitales nacionales, con más de 20 años de experiencia en el sector energético, y la primera “refipyme” con oleoducto propio, ubicada en la localidad pampeana de Colonia 25 de Mayo. RefiPampa opera desde 2017 en la extracción y refinación de crudo, mientras que la red de 30 estaciones de servicio low cost Voy ya comercializa sus combustibles y otros productos. El grupo se completa con AllRoad, dedicada a la logística y transporte de sustancias peligrosas y no peligrosas, y Bull Trailer, enfocada en la construcción de equipamiento petrolero como cisternas y tolvas.

En los últimos dos años Kalpa sumó 100 personas a su staff para llegar a un total de 560 en forma directa. “Estamos con proyectos de inversiones en infraestructura y capital de trabajo”, adelantó Castillo, con 27 años de experiencia en el rubro. En Cañuelas la firma Bull está terminando la construcción de una nave de 7.000 metros cuadrados para cumplir con una mayor demanda y capacidad de producción. AllRoad, que presta servicios para Pampa Energía y Cammesa, pero también a compañías en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia incorporó 100 unidades en los últimos tres años y busca sumar 50 más. RefiPampa posee el 1,5% del mercado de combustibles y aspira a quintuplicarlo en 2022. Con el sello Voy ya firmaron 50 contratos de boca de expendio de combustibles y pretenden terminar el 2023 con 100 estaciones de servicio. “Tenemos un equipo muy profesional y dinámico que impulsa este desarrollo”, remarcó el CEO de Kalpa.

En materia de energía renovable Genneia sostiene ocho centros de generación operativos: siete parques eólicos y el parque solar Ullúm en San Juan. La compañía posee más de 850 MW instalados, de los cuales 784 MW son de generación eólica y 82 MW solar. Según datos de la compañía hoy tiene un share eólico en la matriz energética nacional del 25,35%, con 236 aerogeneradores instalados y una inversión total en energía renovable de más de u$s 1.200 millones.

AES relanzó días atrás la imagen corporativa a nivel global, con una nueva estrategia basada en un modelo de generación de energía sustentable. Con más de 25 años en Argentina, la firma busca reducir su huella de carbono global en un 70% para 2023 en comparación con el nivel de 2016. AES lleva invertidos unos u$s300 millones y opera los parques eólicos Vientos Bonaerenses (Tres Picos, cerca de Bahía Blanca) y Vientos Neuquinos. Para este año tiene previsto terminar con 1.000 MW. Pero también lanzaron nuevas soluciones de abastecimiento energético para el agro y desarrollos en el mercado de minería de litio, con paneles solares y baterías para sustentabilizar esos dos sectores, que son muy dependientes de los combustibles fósiles.

“A nivel global estamos muy avanzados, en Estados Unidos brindamos servicios de vanguardia, como digitalización para distribución eléctrica y autoabastecimiento solar. Estamos muy enfocados en una nueva identidad, con un objetivo estratégico de acelerar un futuro energético más sustentable y queremos que suceda lo más rápido posible”, señaló Martín Genesio, CEO de la filial local de AES.

“Argentina es el país con el mayor potencial energético del mundo”, aseguró Genesio. “Tenemos Vaca Muerta, el potencial eólico del sur, el sol del NOA y el litio de la Puna y el hidrógeno verde. En todos esos rankings estamos en el Top 5. Estamos en presencia de un Arabia Saudita de la energía. Ese potencial hace que el país siga siendo un actor relevante y de importancia para las empresas multinacionales”.

Fuente: Ambito.com